Invitados


Mi lado malikno se atrancó cuando el pobre Billy Bod -mi diablillo que todavía no sabe cuál otro es- dejó de tener la mala milk necesaria para criticar todo lo indignante que en este mundo es… y dejó de tener visitas.
Pero eso no quiere decir que su mirada malikna y criticona al mundo mondongo se agotase. ¡Ni mucho menos! Con la de cosas criticables que existen, metafísicamente hablando, claro 😉
Como no deja de darme la tabarra con que quiere seguir criticando y poniendo a caer del burro a más de dos -que no se caen ni con agua hirviendo– he decidido prestarle un rinconcito para que criticonee.

Diablillo agradecido

Ahí está: cada vez que vean vds. el tag “mundo mondongo” sepan que no he sido yo, sino él.
Y es que una quiere seguir conviviendo con su lado escasamente politicorri… u yo que sé.