Insomnios y escritura


Llevo todo el invierno con problemas de insomnio. Todo empezó con le cambio de hora y ahora sigue debido a la necesidad de revisar completamente la novela, un trabajo muy minucioso que requiere atención a muchos detalles que se entrelazan. La concentración es clave en este momento.

La presencia de Pangur también influye: al señorito 🐱 no se le olvida que a las tres de la mañana -cuando apenas acabo de acostarme- hay que rascar los cajones  😡 de la cómoda blanca.

img_20170124_150016
El Sr. Director recibe en su despacho

Busco nuevas estrategias para remediar eso y acomodarlo al hecho de que mi concentración mejora mucho a partir de las 12:30 de la noche. Me gusta tener un orden de trabajo/vida y no es una opción clara el “dormir de día y trabajar de noche”, puesto que por la mañana de los laborables hay que llevar a cabo trabajos y vida social.

De momento, he aprovehado el rascado de la cómoda y estoy escribiendo esto a las 4:49.

Me parece que hoy tendré que anular alguna actividad de la mañana.