Lo mismo he puesto este gwerz antes. Pero esta “versión visual” con el señorito Oceáno Manannán hecho una furia, me gusta especialmente.

La canción es triste, yes, pero el mar te quita las penas en un chispún.

Será que lo echo de menos, al mar.