Ciervos que corren


Photo by rebecca johnston on Unsplash

El calor hace que a una se le llene la cabeza de niebla. Y más cuando el aire acondicionado no funciona.

Así que leí que alguien había escuchado esta pieza en un contexto litúrgico y me quedé pensando que de qué conocía yo eso del “Grito del Ciervo”.

Al final llegué a la letra y, claro: la “Loriga de Patricio”.

Según Arvo Pärt, en este caso.

Magnífica.

Gracias a Holmess de Chopsuey, por dejar el enlace.