La calle


Encrucijada

Vivo en un sitio dominado por la naturaleza domesticada que legaron los siglos Barrocos, con su punto de decadencia de entonces… al que se une el de ahora.

Demasiados coches. Demasiada presencia de basura dentro y fuera de los contenedores. Casas muy antiguas que son pura ruina (este fotógrafo colecciona vistas de aspectos negativos y positivos de mi pueblo). A pesar de todo, no quiero quejarme.

El mucho arbolado y la tranquilidad de la tarde calurosa (o de la mañana fresca) hacen que pasear por estas calles sea uno de mis placeres cotidianos.

La foto principal la he hecho usando el efecto “panorámico” de la cámara del móvil. Luego ya se me ha echado encima la tarde.