“Inmunidad de grupo”


…De la clase que, desgraciadamente, aún estamos lejos de alcanzar

Cuando era mas joven, mucho antes de empezar a escribir Mujerárbol, tenía una visión un poquito “pachunga” del pasado. Me creía cualquier cosa cosa acorde con ideíllas vagamente progres, como por ejemplo una especie de conspiración malvada, universal y coconuda contra “los pueblos pequeños” que los reducía a la nada cuando resulta que tenían no solo sus propias tradiciones, sino derechos por tenerlas. Vamos: la aldea gala contra el Imperio y todo eso.

Con el tiempo, fui lijando tales excrecencias, a base de mucho leer, escuchar, volver a leer y mirar la realidad. Y comprendiendo que las tradiciones no tienen derechos, los tienen las personas. Y que todo el mundo tiene “tradiciones propias”, y algunas son asquerosas. Solamente pienso en la MGF en África y me recorre el espinazo un bicho repelente.

Es decir: la vida, mirándola con ojos abiertos, enseña a matizar. Claro que mi aprendizaje fue estrictamente individual.

Lo que sugiere este artículo de El Subjetivo es que el aprendizaje de que lo que tiene la vida son matices, también podría educarse a nivel colectivo. Porque es una de las cosas que hoy día se requieren para rechazar a los abundantes redentores que amenazan con asfixiarnos. 

(ACTUALIZO EN DOS SEGUNDOS: leo ahora la pamema de que quieren quitar los sajones (si, los algosajones) la estátua del Emperador Constantino en York porque “apoyaba la esclavitud en Roma”. Llevan bastantes Emperadores de atraso los algosajones, incluso llevan varios triunviratos y una República Romana entera de atraso, porque desde su origen “Roma se basaba en la esclavitud”. Ah, claro, que es el arzobispo de York (Eboracum) el que dice que habrá que revisar, porque claro, el NO ignora quién fue Constantino, ¿o si es así de tonto? Merecería un trancazo con el mango de la mantequera, pero dejaremos a los lectores piadosos que adivinen el por qué. En cuanto a Eboracum, el Tejo, les dejaré adivinar para qué empleaban su fruto los divinos Reyes de la Piedra que Habla y la Triple Muerte de la antigua Britania/Hibernia… y las turberas, las turberas).

¡Imbéciles!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .