Líneas divergentes


Tengo unos amigos escritores que son un tesoro. Ya os he hablado de algunos, pero ahora tocan los menos conocidos.

Y el orden de los factores no quiere decir .

Empiezo haciendo brindis desde el centro del ruedo a Soledad García Garrido, que escribe cosas unas veces divertidas y otras tremendas, dentro de un lenguaje realista que no exime la parodia ni un pequeño sesgo mágico. Así ha caído un librito (muy chiquitito) publicado por Letras Cascabeleras que se titula “Lineas divergentes” y que nos lleva de viaje a los años setenta/ochenta, a un mundo de barrio pobre y personajes caricaturescos, que más que hacer sonreír hacen pensar en la desdibujada línea entre la supervivencia y la no-vida que fueron esos años para muchos de nosotros. Los protagonistas son los hermanos “Twins” y un desenlace inesperado de una historia de amor y ropa tendida… Que primero te agita por dentro y luego te abandona, tranquilo, pero con cierto olor a tabaco revenido y a fracaso que no se busca, pero en algún lado está escrito.

Una delicia amarga, pero delicia al fin.