Trios (y fin)


Photo by Miguel A. Padriñán on Pexels.com

Al leer el episodio que El Historicón relató en su blog hace unos días, sobre una anécdota contenida en el libro de Tito Livio “Ab Urbe Condita” -parte de la leyenda de los Horacios y los Curiacios- me vino a la mente toda esta historia que dejaré aquí, desmenuzada como un bizcocho, por si le sirve a algún estudioso de rituales, religiones Antiguas… o de manuscritos medievales.

Yo me dedico a esto último, así que es de lo que trataré en este post.

De paso servirá para que los lectores pueden enterarse de cómo las gastaban los prolíficos escribas irlandeses.

Desde principios del s. XX, los investigadores que se han ocupado de los manuscritos y relatos irlandeses antiguos, se han decantado por una de estas dos posturas:

a) que el contenido principal de los relatosprocede de tradiciones orales que se remontan al mismo sustrato de la lengua indoeuropea, origen de la que se hablaba en Irlanda en la Edad del Hierro. Y del latín, ¿eh?

b) que los escribas medievales cristianos que copiaron tales cuentos inventaron esos episodios, o los calcaron de fuentes bien conocidas, como los Clásicos grecolatinos o El Antiguo Testamento.

Bueno, la historia de Horacios y Curacios recogida por Tito Livio a mi “me suena” a un buen ejemplo de lo que digo. Para eso, desmigaré los elementos de lo que cuenta Tito Livio y de lo que se cuenta en una historia irlandesa con la que, al cabo de doce años, vuelvo a encontrarme: el Táin Bó Cúalnge (versión I).

En este cuento, los elementos principales de lo mismo que cuenta Tito Livio se han “desmigado” también, y se han repartido en episodios diferentes, liados por un defecto de copia del manuscrito, que se puede atribuir al escriba o a los editores (medievales y modernos).

No sabría decantarme por que los escribas irlandeses hubieran tenido tiempo de adaptar una lectura de Tito Livio (habría que saber si una copia de Tito Livio se conocía en Irlanda antes del año 1100, pero con lo viajeros que eran, lo mismo lo habían leído en otra parte…). O más bien, creerme que Tito Livio recoge una tradición TAN, pero tan antigua, que entre la gente de habla céltica (indoeuropea) de Irlanda, se habría conservado una historia parecidísima, con los mismos (o parecidísimos) elementos.

La clave de todo me la dieron los tríos: presentar las cosas de tres en tres parece ser una característica básica de LO indoeuropeo, la cultura que está detrás de las lenguas que hablamos mayoritariamente en Europa.

El irlandés y el latín, por ejemplo.

¡Hagamos de “nativista”!

  1. Elementos principales de la Historia narrada por Tito Livio: dos ciudadelas enfrentadas. Un Rey enfermo. Los hombres que llegan de tres en tres. Un tronco que sirve como “frontera” y carros/yugos guiados por un campeón que pasa por encima del tronco. (Hay más elementos, pero simplifico).
  2. Elementos en el Táin (Saqueo del Ganado de Cúalnge) larga narración irlandesa de corte épico-mitológico: llegada de los hombres de Irlanda agrupados de tres en tres al combate final del cuento. Y al principio del mismo, un rey enfermo (y toda su gente también) y un tronco-árbol-rama que hace de frontera y un campeón que lo quita de enmedio. (Aquí los elementos se presentan más esquematizados, y también menos románticos).

El episodio de los trios en el Táin está situado casi al final, cuando ya los Ulates (los del Ulsters) se han recuperado de la extraña enfermedad que ha detenido a todos los hombres del territorio dentro de sus fronteras, impidiéndoles combatir a los invasores de las otras partes de Irlanda.

Con su rey Conchobar ya recuperado, acuden a ayudar a CuChulainn, el heroe que, solo y libre de la enfermedad, ha estado defendiéndoles durante todo el relato.

El escriba nombra en dos grandes bloques a los que acuden a la gran batalla: por un lado los “Hombres del Ulster” y por el otro “Los tríos de los Hombres de Irlanda”. Los hombres de Irlanda son los de Connacht, los de Laigen (Leinster) repartidos entre el resto de los “batallones” y cierto número de Ulates exiliado. Manda a todos la Reina Medb, señora de Cruachan (Croghan) en Connacht y su marido-pelele, Ailill. Les acompaña una porción no desdeñable de Ulates, al mando de su ex-rey Fergus, amante de Medb.

En sí, el episodio de los hombres de tres en tres en el Táin es un desafío para el lector. En la versión II del Táin, la más conocida (s. XIII-XIV), se le dedican apenas 12 líneas, ¡qué suerte! En la versión 1 (la más antigua, de la que me ocupo yo), son 34 lineas de nombres que forman un trabalenguas aliterativo para quien tuviera que leerlo o memorizarlo. Son nombres de persona y de lugar, y sospecho que éstos últimos actuaban (entonces, ahora ya no) como recordatorios para un lector o recitador.

Foto de Mike en Pexels

La historia-Táin del tronco es así: los invasores irlandeses se encuentran al principio de la incursión con que un tronco que CúChulainn ha cortado les impide pasar al otro lado de un rio.

El escriba de la versión 1 se lía y rompe la narración con varias versiones del madero que está en medio de la corriente, y con otras historias completamente distintas.Thurneysen, el investigador suizo padre del análisis textual del Táin, llamaba a esos “despistes”, que eran repeticiones, “dobletes”.

En el doblete A el madero es una rama con un ogam misterioso que impide pasar (mágicamente) al otro lado. La ha puesto CúChulainn y ha de interpretarla un “druida”. A pesar de todo, no pasan.

En la repetición B es un bosque entero, que Medb y sus hombres abaten para hacer un camino de madera y pasar al otro lado, y así se da nombre a un lugar llamado Slechta, un bonito cuento toponímico o dindsenchas de los que abundan en Táin. Pero no consiguen pasar, y al escriba se le ha olvidado para qué cuenta esa historia.

En  el doblete C, CúChulainn corta una gruesa rama, la pone en medio del vado (lo cual es repetir la primera historia, pero de otro modo) y luego cuelga de ella las cabezas de cuatro hombres de la otra hueste, a los que ha pillado desprevenidos (episodio añadido nº 1), marcando así un límite del cual no se puede pasar.

Fergus (ex rey-Ulate en el bando contrario) se empeña en quitar la gruesa rama del primer doblete, y rompe un carro tras otro. Pero entonces la narración cambia y Fergus empieza a relatar nada menos que las Mocedades de Cú Chulain (episodios añadidos nº 2) que llenan muchas más lineas.

Varios folios después, el (puñetero) escriba va y agrega otros dos episodios de combate individual entre Cú Chulainn y guerreros del otro bando… Entonces, se acuerda que ha dejado colgado “algo” y lo resume en seis palabras, situándolas en medio del folio, como si fuera el encabezamiento de lo que sigue, pero que no sigue, sino que termina.

Lingid Fergus darsin nomnai ina charput (linea 859).

“Fergus saltó por encima del tronco con su carro”.

Bueno, creo que tenemos casi todos los elementos del cuento de Tito Livio: dos ciudadelas enfrentadas (Cruachan y Emain Macha), un rey enfermo, un madero en medio de las dos huestes, carros y triadas de hombres, aunque en el Táin las triadas aparecen más tarde, no como epicentro del cuento y de sus cruzamientos, como lo hacen en Tito Livio.

Me extraña mucho que los escribas, por despistados que fueran, no hubieran leído (en latín) a Tito Livio en el siglo XII. Pero ahí lo dejo.

Para no perder el hilo de todo este ovillo, no voy a consultar ahora si en el Táin las líneas mezcladas de la historieta del tronco no se deben a dos manos (tengo al alcance de la mía las dos ediciones de O’Rahilly y unas gafas para comprobarlo).

El cuento de Tito Livio ¿no podría ser el trasunto de algún ritual de fin de año/llegada del invierno puesto que tiene lugar en Octubre? Todo el Táin sucede en el inicio del invierno, también. ¿Se trata, entonces de un motivo heredado de la tradición Indoeuropea? ¿Y se ha heredado por via oral? Hummm…

(Y que El Historicón no me riña por haber desmenuzado en un café irlandés su interesantísimo bizcocho-post).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .