El Táin perdido y hallado


S. Isidoro Hispalense, escultura por xxx en la escalinata de la Biblioteca Nacional, Madrid.

Se dice que el Táin fue traído de España a cambio de las Etimologías, que en Irlanda se denominaban el Culmen (es decir, “la cumbre del conocimiento”, así, en hiberno-latín). Se lo llevaron de España a Irlanda unos sabios que buscaban el Táin en la Península Ibérica, ya que su memoria había perdido los sucesos concretos de la famosa épica. Así lo dice la historia de El Hallazgo del Táin («Do faillsigud Tána bó Cúailnge») cuya redacción más antigua está en el Libro de Léinster, siglo XII.

Lo primero que salta a la vista es que los irlandeses pretendían haberse llevado dos cosas por el precio de una… El Táin, que era lo que buscaban, y las Etimologías. Así que, a lo mejor en vez de sabios, eran más bien hábiles comerciantes… Aparte de ese detalle, y de bromas, en esa historia lo que realmente se cuenta no tiene nada que ver con España ni con las Etimologías.

Así que hablemos de datos históricos. Lo cierto es que San Isidoro de Sevilla, (560–635 AD) debió escribir su obra en la primera mitad del s. VII. En ese momento, Irlanda se encontraba en plena “Edad de Oro” de escritura en lengua nativa y en Latín. Aunque es dudosa una fecha exacta, T. Ó Máille, en los años 20 del siglo pasado, consideraba que el libro debió llegar a Irlanda muy poco después de escrito. Esto no sería raro, precisamente por la vitalidad de dicha “edad dorada” y la proverbial movilidad de los sabios irlandeses.

Una prueba indirecta, es que en el monasterio de San Gall se conservaba una copia de las Etimologías en caligrafía irlandesa . Ya sabréis que el primitivo monasterio de San Gall fue fundado por uno de los compañeros de S. Columbano de Bobbio, notable peregrino, fundador y cascarrabias irlandés, polémico viajero por el Imperio Carolingio. Ese monasterio, hasta nuestros días, ha suministrado bastantes manuscritos relacionados con Irlanda y con su lengua nativa.

Finalmente, hay indicios del uso de las Etimologías -que deben mucho a la Retórica Clásica de la Antigüedad- en la obra atribuida al rey-obispo de Cashel, Cormac (siglo IX) llamada «El Glosario de Cormac» y también en el género literario irlandés denominado dindsenchas. Este trata de explicar el origen y significado de distintos topónimos de Irlanda y está hiper-representado en el Táin, precisamente, mediante truculentas historias que relacionan hechos y personajes de ese Saqueo mitológico con nombres de lugares.

******************************

Fuentes:

Ó Máille, T. : The autorship of the Culmen (Ériu 9, 1921).

Oroz Reta, J.,: Etimologías, Libros I-X. Ed. bilingüe. BAC. (Salamanca, 1982).

Barney, S.A.; Lewis, W.J.; Beach J.A. & Berghof, O. (eds.): The Etymologies of Isidore of Seville, (Cambridge: 2006).