Hígados de la Tierra


Alguien ha sugerido mandar a los políticos españoles de todos los partidos a esta cueva lejana y profunda.

Una, que es respetuosa con el medio ambiente, los mandaría… pero sin todo el arsenal de petates, descensores, ascensores de estribo, cascos con lucecica y demás mandangas de la espéleo. Una patada en el culo y… por la brecha esa que se ve al principio. Cuando dejaran de oírse los ayes, es que habían llegado al fondo.

Ese era el lema de quien me animó a practicar un poquito de espeleología antes de que me diera el yuyu, en los lejanos finales de los 80-principios de los 90, Fernando Pellón y Oceja… ¿Andeandará?

Dejémonos de prólogo: once minutos metiéndose por los sifones de la cueva más “jonda” del mundo: Krubera-Voronya.

El agua MUY clara es lo normal en las cavidades: estamos hablando de los filtros, de los hígados de la Tierra.

Para detalles, situación y tal de esa cueva concreta, seguramente ya muy famosa, en este artículo de Magnet donde además hay otro video (28 minutos) de una expedición de 2013 (está en ruso o búlgaro, pero se puede ver sin voz y alucinar). También se  encuentra ahí el reportaje de Calleja metiéndose en problemas en el mismo lugar (más de una hora de video).

Disfruten, si no son claustrofóbicos.