Hippika gymnasia


Supe lo que era la Hippika Gymnasia tras leer un bonito libro de Peter Connolly dedicado a Las Legiones Romanas (Anaya, año 1989), un album magníficamente ilustrado que hace años tengo en casa.

La historia que, muy visualmente, contaba el libro era la vida de un legionario romano (Tiberio Claudio Maximo) que existió realmente, y que pasó de la dura infantería a la caballería romana en tiempos de Trajano. Bajo su mando, obtuvo honores extraordinarios durante la Guerra contra los Dacios, precisamente combatiendo en ese arma y por haber capturado al rey enemigo por medio de una acción individual arriesgada y honorable. Y se mostraba un dibujo maravilloso de un jinete poniéndose una de esas máscaras y otros en medio de la práctica, cuya ejecución resumía el autor.

By I, Adsek, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=2227422

Bueno, todos los dibujos del libro eran maravillosos, pero yo daría brincos por ver en vivo una exhibición como la que transmiten las fotos de la Wiki sobre este tipo de ejercicio militar romano. En ellas, parece que los recreadores son alemanes (la página está rota, me temo). Pero en este artículo de La Brújula Verde se explica lo que era ese “deporte” militar con mayor detalle y con las fotos que pertenecen a la exhibición llevada a cabo por los mismos recreadores (de nivel extraordinario) que menciona la wiki.

Por cierto, que sospecho que la hippika Gymnasia fue el precedente de lo que en el Renacimiento y el Barroco se llamó el “Juego de Parejas”, o exhibiciones ecuestres que se llevaban a cabo… al menos en los terrenos de la Monarquía Hispánica.

Eso lo sé desde antes de leer el libro susodicho: en mi Real Sitio, precisamente junto a Palacio, existe una hermosa “Plaza de Parejas” que, si mi amigo Pico Tajo no me corrige, estaba dedicada a un juego caballeresco (e hípico) de exhibición y lujo a caballo, de lo que existen ciertas ilustraciones de época.

Plaza de Parejas, Aranjuez (Foto Mujerarbol 2017)

Me hace gracia comprobar que el caballo ha sido siempre, bajo Imperios lo mismo que en pequeñas monarquías tribales y bárbaras, en tantas culturas de Eurasia, ese animal mítico, hermoso, real y Real, de guerra y de Gloria, de exhibición y de compañía… después de haber alimentado con su carne y sangre salvajes a todos nuestros antepasados de una especie o de otra, durante los milenios del Paleolítico.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .