Lenguaje y erupciones


Me he encontrado en la web del IGN este informe científico-periodístico-literario de la erupción de un volcán en La Palma en 1949 en casi el mismo sitio que la actual erupción. Se trataba del volcán «Nambroque» o «de San Juan» y los topónimos son casi todos los bonitos nombres de lugares que hemos oído tantas veces en los informativos desde el 19 de Septiembre de 2021.

Lo llamo informe «científico-literario» porque observen los recursos comparativos que emplean los autores (Romero y Bonelli, 1952):

Hoy se ha observado que cuando emerge una columna de humo del volcán, se oyen fuertes ruidos subterráneos, que no son iguales a los de los primeros días de la erupción, pues mientras aquéllos daban la sensación de un bombardeo lejano por artillería pesada, los de ahora parece que proceden de grandes calderas subterráneas en ebullición, lo que hace presumir la presencia de la lava. (Dia 7 de Julio).

Enternece -y asusta- la historia del pastor que lleva sus cabras (y las pierde) en el sitio denominado «Caño del Fuego», donde se estaba calentito.

Lo que es la Historia-emocional… También hay un breve reportaje del NO-DO sobre el suceso, con muy parecidas perífrasis. ¡Cómo parloteaban los locutores del NODO! Si una se pone a escribir una entrada para el blog y continua escuchando de fondo el sonido del archivo de TVE, puede que hasta tenga temblores… sobre todo al escuchar eso de «su Excelencia, el Jefe del Estado…» en la voz de locutor.

Menos mal que era el pasado… ¡ah, que el tiempo (geológico) va y viene…! ¿es que no lo sabíais?

 

Poquito más de Barroco


Jardines. (2003) Foto Mujerárbol

Este disco ya lo traje otra vez. Sigue pareciéndome una delicia, por eso repito.

Hecho con cuidado y cariño por un pequeño equipo y grabado en el Colegio Irlandés de Lovaina, de donde en el XVII salieron tantas cosas de un lado para el otro.

Bueno, esta pieza, Moggy Lawther, es bastante bailable. Oiganla como si se oyera en nuestros Jardines, durante los esplendores Barrocos. ¡Quién sabe si no llegó a oírse!

 

Avecillas del señor


Cara sur del Pico Almanzor. Foto Mujerárbol

Estupendo día el que pasé ayer observando pajarerío por las estepas y los embalses de Toledo, al sur de Gredos.

Una delicia por la cantidad de especies vistas (entre todos, más de 50)… y medio vistas por moi, porque el ojo de una es el que es y los bichos no se están quietos). Incluso por el clima, porque temía que fuera a caer una buena manta de agua y resulta que lo mas gordo nos pilló trasladando la castra desde el embalse de Navalcán hacia el del Rincón, donde hicimos las últimas observaciones con un sol poniente espectacular. ¡Y una maravilla por la compañía, claro!

«Pajareo» para todas las edades (y número de patas).

Íbamos a ver grullas, y resulta que además de en vuelo, también las pudimos ver en el suelo. Una maravilla comprobar su tamaño y elegancia, y la tipica triada: macho, hembra y pollo crecidito.

¡Y qué decir de ver nada menos que buitres leonados posados en sendos postes de alta tensión! Los buitres negros también acompañaron, además de otros pájaros grandes grandes, pero ya familiares como los cormoranes, las garzas reales o los aguiluchos laguneros. Pero la gran sorpresa fue un águila Imperial posada en una rama en una ladera. Eran claramente visibles sus principales características, forma y color. Pero las fotos eran imposibles a pesar del telescopio.

En fin, que me lo pasé como los indios. A ver si esta navidad soluciono lo de los medios.

Volcanes en el patio (2)


https://ichef.bbci.co.uk/news/800/cpsprodpb/A08A/production/_120689014_eruption_getty.jpg (Getty images)

Como no todos los años se ven estas cosas, sigo cada día un poquito la info acerca del c*br*´n del bicho de La Palma. Principalmente visito y participo en sitios de habla inglesa, y así. Cosas mías…

Hoy he encontrado una buena frase en un reportaje fotográfico que les recomiendo, de una cadena de noticias australiana:

Yet amid the apocalypse, there are moments for the sublime to emerge.

Son tristes en su sincera documentación de lo sucedido. El apocalipsis (limitado en comparación con otros, pero apocalípsis, sin duda) lo documenta  con fotos de la vida y la muerte cotidiana, detenida la una y repetida la otra por la lava y la ceniza.

En otros lados se publican datos vulcanológicos, que permiten describir la génesis de la cosa (mucho más que su evolución o su final). O incluso chucherías divulgativas pa los nenes. Como divulgadora aficionada, me gustan las dos coisas.  

Como forofa de estratos, coladas (de calcita), laminadores y gours, en fin, de callos de la tierra, me gusta saber qué cosas pasan en donde no vemos. Donde estamos todos asentados. Donde no hay piedad, ni profecía, ni nada más que una máquina funcionando, pase lo que le pase a los que reptamos por su superficie, que bastante tenemos con preocuparnos de que nuestras propias maquinitas (privadas y públicas) sigan funcionando y no las rompamos a garrotazos.

The volcano destroyed as many houses/buildings per day in the past 10 days as it did in the first 40 days: 53/day vs. 55/day. No telling how many additional buildings are buried under ash. (Subrayado mío, captcha del chat)

Es terror y belleza, nada más que eso; pero todo junto, no por separado como nos gusta a los humanos.

De los humanos se requiere tan solo entendimiento y solidaridad con los demás humanos (o unidad, si les parece palabro más monito).

Thx!

 

Un mundo de madera


Parque de Llangorse, donde vemos una reconstrucción del crannog. Fuente: https://llangorselake.co.uk/images/Lakeside_water_banner.jpg

Crannóg es una palabra gaélica que significa «una armazón de madera», equivalente a una caja o cesta. Pero, en la jerga arqueológica, identifica un lugar de habitación construído sobre las aguas más o menos someras a orillas de los lagos, en las Islas Británicas.

Este tipo de vivienda se construyó, utilizó y re-utilizó en Irlanda y Escocia desde la Edad del Bronce hasta el s. XVII de nuestra Era. Parece que en País de Gales también se conocieron, aunque actualmente solo hay uno bien documentado (aunque se encuentra en un lugar de gran interés turístico y no he conseguido encontrar fotos de la reconstrucción).

Otros tipos de habitaciones lacustres existieron en la Edad del Hierro, así como en otras épocas arqueológicas (Neolítico) en  Francia y otras partes de Europa, pero no deben deben llamarse «crannógs», aunque haya similitudes en las técnicas constructivas y las formas de vida. Los enclaves palafíticos de Francia, por ejemplo, parecían formar pequeñas agrupaciones proto-urbanas, pero aún queda por explicar qué es lo que realmente movía a los humanos a situarse en tales sitios.

Es decir: no solamente la existencia de lagos favorece la existencia de este tipo de construcción, sino que median otros factores del entorno y del clima, las facilidades de aprovechamiento del entorno, las condiciones sociales, etc.

Y cada yacimiento arqueológico es un caso diferente.

Leer más »

Al-Palabrario


https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/b/b5/Caceres-Aljibe-DavidDaguerro.jpg/320px-Caceres-Aljibe-DavidDaguerro.jpg
Caceres-Aljibe del Palacio de Las Veletas (DavidDaguerro.jpg, wikimedia commons)

El otro día me encandilaba con las palabras aljuba, aljaba y aljibe. Tres palabras sonoras y parecidas, que comparten una Edad Media pasada por la lengua foránea (variedad popular) que más ha influido en la nuestra.

Aljaba, por cierto, es más bonito que carcaj, que muy probablemente vino con las Cruzadas, con los cristianos de origen francés que imperaban en las cortes post-siglo XII y con mediadores bizantinos, y no con los musulmanes que ya vivían en nuestro territorio. Y ojito, que una palabra te lleva a otra… esto es como las cerezas.

Hoy me he encontrado con arrumar (¡quién diría que tiene parentesco con room in english!). Y que no tiene nada que ver con «arrumaco», otra palabra maravillosa.
 «Aljibe» sigue usándose y no siempre para nombrar cosas del campo… ¿O sí?