Invenciones y realidad II


Algunos han preguntado si el mapa de Tethba que aparecía en la anterior entrada era el que iba a ir en el prólogo de la novela.

La respuesta es no, por eso agregué la fuente de donde está tomado (uno de esos olvidos míos). Solo es una ilustración del blog, y ha sido una de mis fuentes consultadas.

Reconstrucción del puente sobre el Shannon cerca de Clonmacnois. S. IX-X

Además, la geografía de la historia de esta novela es casi inventada. Casi, porque lo narrado es ficción (aunque no imposible) ni es una guía de viajes, obviamente. Había que inventarse caminos, canales y puertos.

Lo que no se puede inventar es el hecho de que en la Irlanda de 1100 no existía la misma concepción acerca de “territorios” y “fronteras” (éstas siempre deudoras de accidentes geográficos) que la que estamos acotumbrados en nuestra propia Historia. Los territorios llevaban nombres de gentes, como si dijéramos hoy que “ir a Granada” fuese “ir a los Nazaríes”, o que Asturias es “Los Vadinienses de arriba”.Leer más »

Invenciones y realidad


[Public domain], via Wikimedia Commons. Firmas de los Cuatro Maestros.
El disparador básico de mi novela fue una noticia consignada en una entrada del año 1100 de los Anales de los Cuatro Maestros:

Cumeadha Ua Laeghachain, jefe principal del Sil-Ronain, adorno y gloria de los hombres de Tethbha, y de todos los Ui-Neill del Sur, murió a avanzada edad y tras una larga peregrinación, en casa de los Mac Cuinn na mBocht, en Cluain-mic-Nois.

Tethba. Fuente: M. Dobbs http://www.jstor.org/stable/25510361

Los anales en cuestión están editados por el CELT bajo el epigrafe “M” (Four)Masters, que contienen materiales recogidos por los autores (los que firman ahí arriba) de fuentes primarias o secundarias.Se sabe que entre sus fuentes figuraban textos ya desaparecidos de la provincia de Connacht.

Se discute si entre tales fuentes estaba o no alguna copia de unos desaparecidos “Anales de Clonmacnois” que también existen en una versión inglesa fragmentaria, parte de la cual se conserva y he utilizado para alguna cosilla más en el relato.

El que un gran señor de Tethba -la región que figura prominentemente en la más antigua versión de El Táin- fuese a morir en peregrinación funeraria hacia Clonmacnois, pero no llegara al monasterio, sino que se quedara a unas cuantas leguas, en casa de los Meic Cuinn na mBocht, me hizo preguntarme qué cosa podía haberle detenido en aquel lugar.Leer más »