Cuestionario


http://www.laslibreriasrecomiendan.com/

Una estupendísima entrevista/cuestionario a mi amigo Antonio Rivero Taravillo.

Lo suyo es la sencillez con arte, las respuestas ingeniosas y las recomendaciones maravillosas.

(Anoto lo de la poesía de Mario Quintana, ahora que empiezo a aficionarme a eso).

 

 

A día de hoy


Is mise, con el sol de frente

Ya saben que es raro que coloque en Mujerárbol cosas de muy-muy actualidad política. Es porque no quiero convertir mi oasis en un speaker’s corner, porque ya hay otros speaker’s  mil veces mejores que yo, y… porque no.

Pero estas semanas de “confinamiento” han terminado por volarme las hojas. Una no se da cuenta de lo “asocial” que es hasta que tiene que des-socializarse durante cuatro meses… o más, que esto parece que va para largo en territorio madrileño.

Y porque a estas alturas también se ve que la largura no tiene un motivo sanitario, sino que hay algo más: intenciones políticas rarunas, “maniobras orquestales en la oscuridad”, falta de unidad pero aposta, no por que falten apoyos, porque también hemos visto con asombro que cuando los ha habido, se han mandado a la mierda descaradamente en menos de 24 horas…

Eso explica que vea a mi alrededor confusión, mala intención, dejadez, rabia entre los ciudadanos, inseguridad… No me extraña, aunque me hace hervir la sangre.

Veo un Gobierno subidito en una burra de la que no se digna bajar ni para pedir perdón, aunque solamente fuera por algunas meteduritas de pata, que las ha habido y no pueden negarse. Al principio y en medio de la crisis sanitaria: en la imprevisión, en los materiales, en los tests que aun no se hacen, en los detalles que rapidamente se han borrado de las rr.ss.

En fin… Y si eso se aliña más con un futuro económico color papo hormiga y con extrañas maniobras inconstitucionales, vamos arreglados, sí.   

Por mi parte, ya no digo más. Ante la verdadera obediencia/aguante de los ciudadanos, al menos podría el Gobierno mostrar un poquito de lealtad siquiera hacia sus votantes, no ya hacia aquellos a los que nos considera memos de solemnidad.

¡Ah! Que me figuro que los conceptos “medievales” como honor, verdad, palabra dada… ya no sirven en este mundo posmodernito y gilipoyas, ok. Espero que al menos, esas palabras viejunas, libertad e igualdad tengan sentido todavía para esa gentecilla

 

 

 

Por fin… por fin…


 

Armada 1588 : Naufragio y Supervivencia from Omedia on Vimeo.

Espero que nuestros amigos irlandeses tengan éxito con esta película, pero el trailer ya tiene muy buena pinta. El trabajo ha sido muy duro para los actores -muchos de ellos no actores, sino voluntarios- y también se ha complicado por la crisis del putivirus el montaje y elaboración de imágenes digitales, así como la distribución.

¡Que ganas de verla!

En el silencio



Foto de Min An en Pexels

Para combatir la desgana que se apodera de los que no teletrabajamos y estamos algo acostumbrados a estar solos, pero no tanto, asistimos a cursos y cursitos en internete, ¡que no falten las ganas de aprender!

A los que leen en los balcones -los de Sevilla, como el de la estupenda foto de la publicación que está en el enlace, o los de cualquier barrio que tenga balcones- les deberíamos hacer un monumento. Son un preciado tesorillo.

Hace ya unos… unos nosecuantos días, tuve que salir por la tarde, soleada y cálida, y era tal el silencio -solo los mirlos- que parecía oírse el pasar de las hojas de una joven lectora en un balcón de mi barrio.

Por suerte, aquí abundan los árboles. Generalmente aligustres, pero algo más allá, alrededor de la Plaza de Toros, hay un parquecito con hierba, olmos, cerezo, pino… Y entonces, se oyen y se ven los pajaretes que parecen haber vuelto a señorear las ciudades, como si fuesen más bien pueblos.

Ójala repitamos más esa hermosa actividad: sentarse en el balcón, o junto a la ventana abierta, a leer en el silencio. O por lo menos, a mirar los pájaros.