Piedras de maldecir


https://i0.wp.com/stonefireblog.com. Piedras de maldecir en un “leacht” o altar (Inishmurray).

¿Sabías que en algunos monasterios y enclaves religiosos irlandeses existen “piedras de maldecir”?

El fenómeno universal que consiste en desear mal a alguien invocando a un poder divino, diabólico o mágico, requiere de una fórmula y de una imagen. En el caso de Irlanda las imágenes son tan concretas como guijarros que se encuentran en lugares religiosos, tales como antiguos monasterios, sitios de peregrinación o cruces altas.

El fenómeno de la maldición se asocia a los santos nativos en la literatura y en los Anales, donde se encuentra constancia de su uso. En esta entrada antigua de Mujerárbol, se recogía una noticia del Chronicon Scotorum acerca de la comunidad del monasterio de Tulach Garba (dependiente de Clonmacnois) que ayunó ritualmente contra un rey de Tethba, apoyando el ayuno en un ritual que implicó el sonido de campanos y metales, usando reliquias del santo del lugar, S. Ciarán, así como del mismo S. Patricio.

Se trata normalmente de guijarros redondeados por la erosión, en los que se ha grabado una decoración geométrica, líneas o cruces.Suelen ser grandes, tamaño queso (“un queso danés” dice una fuente del s. XIX) a veces tan aplanadas como un pan.

Los nombres tradicionales de estas extrañas piedras varían entre cloch (plural clocha) “guijarros” o leacc, lo cual sugiere una piedra plana

. Otros nombres como “La espadita de Cathasach” -una piedra “de maldecir” asociada a un santo local del co. Galway-, son más raros, aunque implican que algunas de estas piedras podrían tener la forma de una empuñadura de espada (alargada).

Muchas se llaman “piedras salpicadas” (clocha breaca), aunque no todas son guijarros de conglomerado multicolor.

El “ritual” de la piedra de maldecir consistía en revolver la piedra sobre una superficie plana en sentido antihorario, mientras se recitaba alguna “maldición” contra la persona causante de la ofensa.

Según el arqueólogo Chris Corlett, el fenómeno de las piedras de maldecir estaba extendido por toda Irlanda, aunque muchos de estos objetos fueron destruidos en el s. XIX por la Iglesia Católica. Citando fuentes modernas (s. XIX) y relatos folklóricos recogidos hasta principios del XX, este autor informa de que, en algunos casos, el maldecidor debía ayunar antes de llevar a cabo su acción, igual que lo que contábamos arriba de los monjes de S. Ciarán.

También existen relatos en los que las piedras se utilizaban para jurar sobre ellas en casos de abuso legal o apropiación indebida.

Para Corlett, las “piedras de maldecir” eran más bien garantes de la inocencia de quien juraba sobre ellas y, en este sentido, comparables a las reliquias “normales”. De todos modos, las reliquias irlandesas más destacadas eran objetos relacionados con el santo local (campanos, báculos, zapatillas, etc.) más que partes de sus cuerpos. A pesar de eso, señalemos que en toda la tradición irlandesa, las piedras tenían un simbolismo semejante al del “hueso”.

Bullán o Ballán* múltiple (www.irishmegaliths.org.uk)

En muchas de las imágenes que pueden verse en internet, las “piedras del maldecir” se encuentran metidas dentro de unos huecos redondeados de roca, naturales o artificiales, llamados “bullán” o ballán también vinculados a sitios religiosos y de peregrinación. Pero parece que esta relación piedra de maldecir/bullán no es tan antigua.

Se trata de dos objetos con funciones simbólicas diferentes: los balláin representan la comida y el amparo. Los balláin existentes están relacionados en el folklore con sitios donde moler cereal y hacer puches blancas para los peregrinos, alimento que también tenía poder curativo.

Es posible que algunos balláin grandes tuvieran algo que ver con la industria metalúrgica medieval a escala monástica… Como en el caso de la muy conocida piedra del Ciervo de Glendalough.

Según la leyenda, esa piedra servía para que el mismo San Kevin ordeñara a una cierva con cuya leche alimentaba a unos niños nacidos en el monasterio.

El tiempo y las reinterpretaciones populares (o no tanto) cambiaron el sentido, llegando unas y otras piedras hasta nuestros días tocadas con cierto “neopaganismo” y re-colocadas en donde no cuadra (bulláin).

********** Fuentes:

  • Elaboración propia.
  • CORLETT, CHRISTIAAN. “CURSING STONES IN IRELAND.” Journal of the Galway Archaeological and Historical Society, vol. 64, 2012, pp. 1–20. JSTOR, http://www.jstor.org/stable/24612852. (Accessed 27 Aug. 2021.)

Invenciones y realidad


[Public domain], via Wikimedia Commons. Firmas de los Cuatro Maestros.
El disparador básico de mi novela fue una noticia consignada en una entrada del año 1100 de los Anales de los Cuatro Maestros:

Cumeadha Ua Laeghachain, jefe principal del Sil-Ronain, adorno y gloria de los hombres de Tethbha, y de todos los Ui-Neill del Sur, murió a avanzada edad y tras una larga peregrinación, en casa de los Mac Cuinn na mBocht, en Cluain-mic-Nois.

Tethba. Fuente: M. Dobbs http://www.jstor.org/stable/25510361

Los anales en cuestión están editados por el CELT bajo el epigrafe “M” (Four)Masters, que contienen materiales recogidos por los autores (los que firman ahí arriba) de fuentes primarias o secundarias.Se sabe que entre sus fuentes figuraban textos ya desaparecidos de la provincia de Connacht.

Se discute si entre tales fuentes estaba o no alguna copia de unos desaparecidos “Anales de Clonmacnois” que también existen en una versión inglesa fragmentaria, parte de la cual se conserva y he utilizado para alguna cosilla más en el relato.

El que un gran señor de Tethba -la región que figura prominentemente en la más antigua versión de El Táin- fuese a morir en peregrinación funeraria hacia Clonmacnois, pero no llegara al monasterio, sino que se quedara a unas cuantas leguas, en casa de los Meic Cuinn na mBocht, me hizo preguntarme qué cosa podía haberle detenido en aquel lugar.Leer más »

Una fecha en los Anales


Calendario de procedencia finesa. Mediados del s. XIV (wikimedia commons)

Para ir aprendiendo que las fuentes primarias requieren un poquito de sentido crítico, os traigo esta entrada tan famosa de los Anales, que recogen los Cuatro Maestros, los Anales del Ulster y el Chronicon Scotorum. Me ha tenido preocupada toda la semana.

Año 1096. La Festividad de San Juan cayó en Viernes este año. Los hombres de Irlanda fueron poseídos por un gran temor como consecuencia de esto y la resolución que tomó el clero de Irlanda -con el sucesor de Patricio a la cabeza- para protegerlos de la plaga que contra ellos había sido predicha desde un tiempo remoto, fue llamar a todos a la abstinencia desde el miércoles al domingo de cada mes, y de hacer una sola comida al dia hasta el fin del año, salvo los Domingos, las fiestas solemnes y las grandes celebraciones. Y se hicieron también limosnas y muchas donaciones a Dios. Y los hombres de Irlanda se salvaron y muchas tierras fueron entregadas a las iglesias y a los clérigos por los reyes y los jefes, a causa del [temor] a la venganza.

La Festividad de San Juan Bautista, supuse, por lo del Precursor (el Día del Señor o sea, el del Juicio Final, tendría que ser Domingo) ¿facilito no?Leer más »