Imbecilidad y progreso


¿Verdad que parece una contradicción de términos? Pues es la realidad. Involución. El Prof. Sosa-Wagner alerta de la receta… que algunos quieren: Hay que limpiar la Historia, manchada por Ejércitos infectos, hay que meter la Historia misma en los hondones de sus rincones oscuros, entre sus ruinas suburbiales, hay que sepultar sus fracasos y sus […]

Más nostalgias


Photo by chivozol from Pexels

Ayer, visualizando un reportaje muy bien hecho acerca de una de las tertulias literarias más influyentes en su momento y su sector -el mundo de la Literatura Fantástica y de Ciencia Ficción- me acordé de los tiempos en que yo también era tertuliana.

La nuestra no era una tertulia tan influyente, aunque sí igual de animada. O bueno, eso era lo que me parecía a mí, que acudía de vez en cuando. El lugar de encuentro estaba a muchos kilómetros de mi residencia, pero cuando conseguía aprovechar algún puente, fiesta o vacación y largarme para allá, siempre lo daba por bueno. Era estar entre amigos, charlando de las cosas que nos gustaban y “arreglando el mundo a golpe de…” ¿de cervezas? ¿de calcetines? Sin duda de ilusión por construir algo.Leer más »

Limpiar y dar esplendor


Estoy pasándole el plumero a Mujerárbol. Ya sabéis que eso me encanta. Lo primero, como siempre, probar otro color de fondo, mi vicio privado. De momento, he eliminado etiquetas bobas y apartados que con el tiempo han empezado a sobrar. Más adelante veremos si modernizamos alguna cosilla. ¡Ah! he comprobado que los enlaces llevan a […]

Ahí andamos


Más quisiera yo que fuera así mi paseo. (Foto de Gabriela Palai en Pexels)

Andamos, es decir, caminamos.

La cuarentena me ha dejado mal parada de ánimos, fundida en una rutina apabullante, así que he retomado el madrugar y caminar.

No es que eso me quite todos los malparamientos, pero despeja bastantes nublados y sobre todo, ayuda a dormir con ganas, que es algo prioritario para mí.

No sé si me dará el cuerpo para un galloway 2/1 en 5km. o algo, pero me parece que el verano se acerca deprisa. En cuanto empiecen los calores sé que me pondré como una alpargata y no creo que pueda “echar” tan facilmente como ahora esos 9.37 del sábado pasado, o los 6 y medio de nórdica de hoy. Lo único que deseo es recuperar la actividad y el tono físico… Y quizá centrarme en una nueva etapa creativa.

(Que incluya una novela y media, y varios relatos por ahí tiraos).

 

Banastas


Public domain photo.

Traigo espárragos hoy como homenaje a quien todos estos años me proveyó de ellos, un labrador de la ribera del Tajo como es esta tierra: ancho, abierto y libre. Siempre un “toma, hermosa” al entregarme la bolsa con el producto o devolverme el cambio. Sin mostrador, solo unas banastas con algo de fruta o verdura para quien quisiera comprar, ¡y una romana para calcular el peso!.

Suerte tuvo el hombre, que falleció antes de esta mierda…

Al fin de esta puta crisis ya no quedarán en la ciudad muchos “banasteros” vendedores de productos de la huerta en su propia casa; casi todos eran mayores, con derecho a no pasear.

A su viuda me encontré ayer, preocupada por la vieja casa (viejísima, de las más antiguas del Sitio) que orea todos los días para placer de los gatetes, que echan de menos a sus dueños y estirar las patucas por fuera de las ventanas.

Para este cuidado de la propia memoria, ella tiene que caminar más de un km. todos los días, porque desde que se quedó sola vive con otros familiares. Sí, camina en “confinamiento” y tal vez escuchando a alguna viejaelvisillo con acidez de estómago (y probablemente sin sus años ni su señorío) increparla por el “paseo”.

No se preocupe, a mí también me han increpado, y como eran voces de niño, advierto que las nuevas generaciones ya van aprendiendo a meter las narices donde no les importa. Será cosa de los “realiti chous” de la tele. Que les den much… as felicitaciones de Pascua a los unos y a los otros.

¡Este post va por los vecinos con portalón y banastas llenas de espárragos! ¡Ojalá volvamos a verlas, tan hermosas!