“Por la gloria de Clonmacnois”


Buenos días, bienvenidos al bosque de las muchas hojas.

Ya habéis visto que en la pestaña Mi Novela hay una entrada nueva. ¡”Por la gloria de Clonmacnois” hace una segunda oferta con descuento directo!

No puedo decir mucho de la novela sin “hacer spoiler” como dicen ahora, así que… contaré algo histórico, para ir empezando.

La novela se basa en una realidad: la tradición acerca de la existencia de un libro titulado “El volumen del Lomo de Nieve” (Cín Drómma Snechta), cuyo título y posible autor recorría las “tertulias literarias” de los scriptoria irlandeses hasta el s XI. Se trataría de librito de pequeño tamaño -cosa de medio folio moderno- en el que habría estado… ¿qué? En la grandiosa recopilación del Lebar na hUidre (que se escribió en el s. XI-XII en Clonmacnois) aparecen varias historias que “habrían estado dentro” del Cin Dromma Snechta.

Pero hay que tener en cuenta que el LU se desencuadernó y se descuartilló desde el siglo XI-XII hasta el siglo XIX. Es decir, que le faltan bastante páginas y el orden medieval de las mismas está alterado… Thurneysen, a principios del siglo XX estableció una hipótesis sobre el misterioso “Volumen del Lomo de Nieve”, y hasta sale en la wikipedia… ¿Un libro perdido en el marasmo que vino a partir del s. XII? ¿O es que ese libro era como la supuesta novela escrita por Cide Hamete Benengeli que aparece en El Quijote, un tópico libresco medieval? Los irlandeses sabían de tópicos más que nadie, en ese momento…

El resto de “Por la gloria…” es imaginación: ¿de dónde salieron esas referencias al “Quinio del Lomo de Nieve” que se conservan en el Lebar na hUidre? ¿De una copia ya perdida o del original? ¿cómo era el original, dónde se encontraba? ¿querría su dueño prestárselo sin más al escritorio del gran monasterio, o tenía motivos para no hacerlo?

Genealogía y cargos monásticos de los Meic Cuinn en los Anales (según Kehnnel, 1997.)

Esto último recoge las preocupaciones del protagonista de “Por la gloria de Clonmacnois”, un personaje medio en la Historia, medio en la imaginación, como me gusta crearlos cuando escribo narrativa histórica. Máel Muire mac Célechar proporciona una buena base: un magister scriporium que está en la sombra de la Hª pero relativamente bien conocido su origen familiar.

¿Encontrarán el libro Máel Muire y sus compañeros?

Ahora podéis encargar la novela a 15 euros, pinchando en el botón de compra de Paypal que está en la columna de la izquierda.

El envío del libro llega directo desde la casa de quien esto suscribe (por lo cual es importante poner bien vuestra dirección postal) sin cargos por la compra y con un detallito personalizado que… ya me contaréis…

Cordial saludo a todos los que esto leyeren.

 

Video: gallowglass


 

 
Este video lo traigo de la página que os mencioné hace unos días, la de Claíomh.
Como está en italiano (y viene del inglés), gran parte de lo que dicen es entendible para los que saben algo de ese idioma, o son capaces de leer la transcripción que ofrece YouTube.
Por mi parte, quedo impresionada por conocer, y feliz de daros a conocer, una parte básica de la Historia de Irlanda y del mundo gaélico en general.
Y de la europea, puesto que estos personajes, los gall óglaich, no eran desconocidos, ya que actuaban como componentes de fuerza militar al servicio de señores con alguna relación anglonormanda o angloirlandesa… aunque poco a poco (o por un lado y por el otro) se fueron “hibernizando” (recordemos: hiberniores hibernis ipsis) y la influencia mutua en formas cotidianas de vestir, peinarse, relacionarse con los de clase inferior, etc. sería patente.
La información de que les acompañaban dos servidores ya fue recogida por cronistas ingleses del s. XVI. (lo comenté en esta entrada vieja) en relación con los jinetes irlandeses. Lo de que cobraban en ganado es de lo más normal, teniendo en cuenta la moneda corriente en Irlanda en el s. XIII y que estos hombres vivían en el terreno, donde abundaban y valían más las vacas que las monedas. 
El documental está correctamente contado y no digamos ya interpretada. Muestra del gran trabajo de Dave Swift y los Claíomh, y de otra gente afín, como el fabricante de armas para recreación.
….Y de la clase de documentales que se estilan en la TV de allá… Espero que los/as más aficionados/as a la Historia Militar disfruten con la cosa. Yo ya con ver a ese hombre poniéndose un léine amarillo, me conformo. Otro día hablaré de los léinte amarillos.
(Y de que siempre salga el mismo castillo escocés en todos lados, no hablaremos).

*********************

Repetimos nota lingüistico-histórica, porque en la transcripcion italiana del video no se capturan tales menudencias.

* Gallowglas es un anglicismo derivado del gaélico “gall óglach“. Significa “guerrero extranjero” (en singular) cf. eDIL s.v.1 Gall. porque en gaélico el plural se hace de otra manera. Mirad el término en la wiki y comprenderéis.

Se menciona el “scían” (“skiin”) un puñal de origen escandinavo, por lo poco que sé de sus tipologías, aunque el nombre es viejoirlandés y el objeto sufrió muchas variantes a lo largo del tiempo, testimonio de la influencia de unas culturas sobre otras.

Aparece también un palabro muy del gusto del escriba medieval irlandés: cath barr o yelmo. El cotún, la camisola acolchada (de lana y algodón) para llevar debajo de la cota de mallas como protección, suena a préstamo franco-normando, lo normal.
El “camisón” amarillo que algunos llevaban debajo, testimonia su lado irlandés: es un léine (de lino) que se llevó hasta muy tarde en la isla, aunque parecezca una cosa raruna y dificultosa para moverse en la lid. Léne y bratt (capa de lana) eran el vestido antiguo normal de los irlandeses.
No estoy segura del nombre del hacha, pero bien podría ser túag de la que eDIL da varios testimonios extraídos de Analistas (Ulster y Cuatro Maestros), que corresponden a la época que describe el video (s. XIII), por ejemplo fer tuaighe (“hachero”, aunque referido a un carnicero, no a militares) y coic cet déc túagh, “mil quinientas hachas” (AU), que no pueden ser azuelas de tallar madera.
Espero vuestros comentarios. GRMA.

Corazón oscuro


León Arsenal, Corazón oscuro. La esfera de los Libros, 2014.

Este libro me llegó por amistad y por amistad diré que lo he disfrutado muchísimo. Tiene el final más bonito y poético que jamás me he encontrado en una novela histórica.

En otros libros del mismo autor que he leído, las mujeres tienen un protagonismo que nada debe a las bobadas que muchas veces se atribuyen en estos tiempos posmodernos a “lo que puede hacer una mujer”. Aquí se visualiza perfectamente lo que podrían haber hecho en tiempos pasados. Que lo hicieran o no ya no es cosa de novela, sino de Historia. Novela e Historia son dos cosas son muy distintas: Historia es la realidad (que pudo ser asquerosa y estropearnos los sueños) y lo otro es lo que un escritor o un poeta imagina y, a través de ese acto creativo, nos muestra su habilidad, su capacidad de maravillarnos, quizá sus sueños.

Jessica Lewis en Pexels

Así sucedía en Bandera Negra, que ya reseñé aquí: no era la libertad la que llevaba a la protagonista femenina a estar en un barco pirata. Era precisamente la proteción que le daba la familia. Una protección peligrosa, pero efectiva, y que no excluía ni su libertad, ni su feminidad.

En este caso, vuelve a suceder: no es la libertad, y mucho menos un capricho, lo que lleva a la protagonista femenina a hacer lo que hace. Pero eso que hace, la define.

León Arsenal crea un personaje femenino que, en mi opinión, “se come” a todo lo que ha pasado antes de su aparición y a lo que pasa despues. Una mujer con un carácter complicado -caprichosa, sí; obstinada, también…- pero que va transformándose sutilmente poco a poco hasta el momento final.

Al amigo que me lo regaló le doy las gracias porque me parece un libro maravillosamente escrito, muy bien documentado (perfectos esos escoceses que no hablan gaélico, cosa de bárbaros de más al norte y más al oeste) y perfecto en la visualización de movimientos, batallas, hogueras en la noche, polvo y sudor, para ilustrarnos sobre un hecho poco conocido de la Reconquista (ya en el siglo XIV) y fantasearnos con un personaje de lo más romántico y maravilloso de su escritura.

Recomendabilísimo para quienes sepan apreciar la buena escritura de historias maravillosas.

 

TBC (siglas y manuscritos)


  • Existen tres redacciones del Táin: TBC I, TBC II y TBC III.
  • Ninguna es copia de la otra, al menos de los manuscritos que se conocen. Todas son distintas, incluso en lenguaje. Unas están más completas que otras. Unas se han editado en España, otras no.
  • Algunas parecen una “novela” o una leyenda, otras parecen… “entretenimiento para tontos” 🙃 (esto lo dijo un escriba al final de una de las versiones, no lo he inventado yo).

Las tres de la foto está en casa desde 1987-89, junto con la impagable “Stories from the Táin” de Best y Bergin, que después me ayudó mucho, pese a su escaso tamaño y vejez, es una edición de los años 40.

Leer más »

Moreruela


La primera vez que tuve contacto con el monasterio cisterciense de Moreruela, no pude verlo.

El motivo fue que era ya tarde, en invierno, y enseguida se nos echó la noche. No existía aún el centro de interpretación-acogida a la visita cultural que hay ahora y el espacio donde hoy está el aparcamiento era un herbazal lleno de escombro. Veníamos caminando en grupo desde algún lugar intermedio entre las lagunas de Villafáfila y el sitio, y nos guiaba la memoria visual de un peregrino que había recorrido la zona varios años antes.

Hacía un frío que pelaba y llevábamos al menos dos niños pequeños. No sé qué año era, pero desde luego antes del 2003, porque las fotos de aquella excursión (solo conservo dos y no corresponden a Moreruela) llevan fecha de enero de 2003… y sospecho que ese fue el año en que las subí a Google, no el que las tomé.

Me causó impresión la belleza de la silueta de unos absides descarnados sobre el fondo de las estrellas, bajo la helada, y el escuchar a la lechuza que señaló varias veces el fin de la excursión. Volvimos a pie, con linternas, hasta la carretera y nos recogieron los amigos que no habían querido venir.

Es decir: han pasado al menos diecisiete años. Aquellos niños serán hoy unos mozucos llenos de vigor y con toda la vida por delante, pero no sé donde estarán.Leer más »

Un antiguo reino


En rosa palustre
De William Robert Shepherd – Este archivo deriva de: España910.jpg, Dominio público, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=70791373

He pasado los últimos cuatro días (del jueves al domingo electoral) en una ruta guiada por el prerrománico, el románico y otros estilos artísticos que se desarrollaron en el primitivo Reino de León.

El motivo geográfico fue el curso del río Esla (antiguamente “Astura” de lo que deriva su nombre), en torno al cual se articulaban distintos monasterios, ciudades y plazas fuertes, que visitamos o quedaron relacionadas entre sí a lo largo de la visita. El área visitada coincidía con las actuales provincias de León y Zamora. No faltó un homenaje al hermoso paisaje de llanura que ocupa casi íntegramente la zona, las montañas quedaron para otro momento, con unos hermosos colores primaverales.

Organizado por Cultur-Viajes (spin off turístico-cultural de la Fundación Sta. Mª la Real de Patrimonio Histórico) era una oferta que no podía perderme, pues el prerrománico estaría representado por dos templos que tenía ganas de ver desde hacía muchos años: San Miguel de Escalada y San Pedro de la Nave.

Además de la buena comida, inevitable en la zona… ¡qué digo: en toda la Península!, el viaje ha cumplido todas mis expectativas. Cabe agradecérselo al magnífico guía Maximiliano Barrios, que ilustraba con profusión cada detalle de los edificios y de sus circunstancias históricas y, digamos, “políticas”.

Estuvimos en León, visitando el Panteón de los Reyes y la nueva sala museística que contiene manuscritos, entre ellos la Biblia Visigótica-Mozárabe, así como la variada documentación que alcanza la Baja Edad Media y el Renacimiento, contando algunos incunables. El scriptorium que allí existió en torno al siglo XII me recordó en algunos aspectos lo que sé sobre Clonmacnois y el suyo, pero… Pero existió otro, con una semejanza muchísimo mayor, en otra de las escalas del viaje, Tábara.

Lo que quiero aquí es sencillamente dejar un muestrario de las fotografías que tomé durante la excursión, formando una “galería” de las que permite WordPress. Para lo cual he tenido que cambiar… ehm… sí: el tema 🤨.

En entradas posteriores, hablaré de los dos edificios que más me impresionaron: sí, esos dos prerrománicos.

Os recomiendo el viaje, el segundo que hago con esta empresa. En 2017 hice otro al prerrománico asturiano, del que dejé constancia y fotos en estas   tres    entradas. (Hay un enlace en cada palabra).