El hombre que dio su caballo a un mendigo


Llevo varias semanas siguiendo esta página de FB cuyas fotografías son maravillosas.

Se trata de la página de John Connell, joven autor de un libro titulado «The man who gave his horse to a beggar», una biografía de San Aidán de Lindisfarne realizada a través de los lugares y los personajes significativos de la geografía británica en los que se desarrolla la historia de ese personaje. (Otro artículo, más prolijo, sobre S. Aidan aquí, en Omnium Sanctorum Hiberniae).

El autor ha recorrido los sitios de Irlanda, Gran Bretaña y Escocia asociados con San Aidán, ayudado por un fotógrafo (Phil Cope) que ha hecho unas maravillosas fotos de cosas que me gustan y que, en algunos casos, solo existen allí, como los pozos santos. Se ven bosquetes, menhires, cruces de estilo irlandés y de estilo sajón, camberas llenas de verde y de animalillos… Sin olvidar fotos tomadas en Clonmacnois (¡sííí!) y los maravillosos paisajes de las costas de las islas.

Pero también hay vitrales góticos o neogóticos, viejas capillas llenas de humedad, templos y antiguos monasterios, algunos destruidos durante la Reforma, relacionados con la vida de este “protoperegrino” irlandés, “evangelizador” o al menos, movilizador de los Sajones. Se cuentan pequeñas historias, milagros y visiones de los personajes que se relacionaron con él y con su misión, así como el destino de esta. Y me gustan mucho los mapas que ilustran la edición

Ya os contaré, aunque lo que se ve en Facebook despierta las ganas, como podréis comprobar si visitáis la página.

(Actualización) El libro es una delicia por el formato, por las fotos y por lo que cuenta. Un viaje fotográfico-histórico que merece la pena, para conocer las vicisitudes -y las cien mil influencias- de la Edad Media de las Islas Británicas.

Enhorabuena, Mr. John Connell.

Una gran señora


Dervorguilla de Galloway, retrato idealizado del s. XVII (de Wilhelm Sonmans).

En medievalists.net le dedican una entrada a una señora medieval escocesa de nombre plenamente gaélico: Dervorgilla, fundadora de monasterios y promotora del Bailliol College de Oxford, nada menos.

Esto nos ofrece una ventanita a lo que podía ser una gran señora de plena Edad Media en Escocia/Inglaterra, teniendo en cuenta que, además de herencias por el lado paterno (escocés), hizo un buen matrimonio con John de Balliol a mediados del siglo XIII. Pongo la referencia porque en la wiki hay dos personajes con el mismo nombre: lo he mirado para asegurarme que el linaje era anglonormando. De esta manera nos podemos hacer una buena imagen de lo que podía ser Escocia en aquellos años: no todos eran de origen gaélico, ni hablaban exclusivamente esa lengua, a pesar incluso de los nombres…

Como dice la autora del artículo, el de John y Dervorgilla debió de ser un amor verdadero, porque a la muerte de él, ella conservó su corazón embalsamado en un relicario portátil, lo cual dio origen al nombre de la abadía de St. Mary de Dulcis Cor, hoy conocido como Sweetheart Abbey. Lady Dervorgilla además poseía una biblioteca, algunos de cuyos libros fueron a parar al monasterio, que se halla hoy en tanta ruina como otros establecimientos católicos, desde la Reforma de Inglaterra. Los monjes de este lugar fueron los herederos de su biblioteca, como puede verse en algún epígrafe (tal vez, de la propia mano Dervorgilla) y como se sabe por documentación.

Para mas detalles, ir al artículo original en inglés.

Romanesque doorway, the Nuns' Church, Clonmacnoise
Lo que queda del templo de Clonmacnois. (Rob Hurson, CC BY-SA 4.0, via Wikimedia Commons.)

Otra Dervorgilla famosa fue la esposa de Tighernán O’Rourke, rey de Brefne (en el Norte de Connacht, Irlanda), que también fue patrona de una de las mejores iglesias románicas que se conservan de la isla, la Iglesia de las Monjas de Clonmacnois. Según Anales y Crónicas, esta Dervorgilla (escrito Dearbhforgaill) fue secuestrada por Dermot mac Murrogh Kavanagh, lo cual provocó la llegada a Irlanda de los anglonormandos, precisamente.

La influencia de éstos en el desarrollo del monasterio femenino fue lo que, posteriormente, determinó que lo ocuparan las Canonesas Agustinianas de origen normando, aunque por poco tiempo, que ya se encontraba casi abandonado.

El Der– del nombre de estas damas, es una particula nominal de origen poético, que aparece en nombres femeninos gaélicos, y significa “muchacha, hija” como Derfile, Derfinne, Darerca… que aparecen asociados a personajes mitológicos y a santas, en las fuentes literarias irlandesas.

Kerne: guerrilleros irlandeses del s. XVI


Este texto lo obtuve de la edición resumida y en inglés de la obra de Felipe O’Sullevan Beare que mencioné en en otro post y se encuentra en el repertorio CELT de la Uni. Cork.
Matthew Byrne, el editor, juzgó bueno anexar unos apéndices de fuentes anteriores que describen hechos o cuestiones relacionadas con la Guerra de los Nueve Años, en cuyo contexto se enmarcaba la obra de O’Sullevan. Uno de tales fragmentos es el que viene a continuación. Procede de una obra inglesa del 1600 acerca de las campañas de 1599 en Irlanda. Fue editada por primera vez en 1843 (Tracts relating to Ireland, Ir.Arch. Soc. vol. II, pp. 7-8, Dublín).

Las ilustraciones, como no podía ser de otro modo, proceden del Derricke  y del famoso dibujo de Alberto Durero, que retrata a unos irlandeses al servicio de algún señor en Alemania.

Vamos con el fragmento de 1600:

Sus fuerzas son de tres clases: jinetes, “gallowglass” y Kernes.

Los jinetes están armados con una protección en la cabeza, camisas de malla o chaquetillas, una espada, una daga de doble filo y una lanza. Montan sobre cojines de cuero o almohadillas, sin estribos, y en esto se diferencias de nosotros: al encontrarse con el enemigo, no llevan los bastones o lanzas debajo del brazo, ni las apoyan de ese modo, sino que lo cogen por enmedio y lo llevan por encima del hombro, y así acometen. 
Cada jinete tiene dos o tres caballos, y cada caballo va con un criado: el caballo de servicio está siempre suelto y el criado, que lleva su arnés y su lanza, monta sobre el otro o sobre un trotón. 

Los “gallowglass” son hombres escogidos y seleccionados de grandes y poderosos cuerpos, crueles y despiadados. Ellos son la fuerza más grande en la batalla, pues escogen más bien morir que ceder, así que cuando se llega a luchar cuerpo a cuerpo, o son rápidamente muertos o vencen. 
Van armados con una camisa de malla, un casco y una daga de doble filo. El arma que más usan es un hacha o alabarda de seis pies de largo, cuya hoja es un poco como la cuchilla de un zapatero, y sin pica, cuyo golpe es mortal aunque sea ligero. Y así armados, cuentan con un hombre para que le lleve el arnés y un muchacho para que le lleve las provisiones, y por así decirlo son como para ser utilizados cuando se los necesita y ochenta de ellos forman un batallón (battell) de gallowglass.
Fuente: wikipedia.
El kerne es una especie de infante, ligeramente armado con una espada, una rodela de madera o un arco y un haz de flechas con cabeza dentada, o con 3 dardos que tiran con maravillosa facilidad y puntería, siendo un arma muy molesta para el enemigo, especialmente para los jinetes para quienes es mortal. En estos últimos años, han practicado con el mosquete y el arcabuz y se han hecho muy buenos y listos en disparar. Algunos, usan a los “dalonyes” o mozos de caballos como cuarta forma (de soldado) pues los llevan al combate; se trata de los más bajos y ruines de su país, y no menos útiles en el campo de batalla para dar de comer o peparar a los caballos que dañinos para el enemigo con sus dardos.
pintura antigua
Pintura escuela holandesa (1594)

Como la mayoría de las imágenes se repiten un poco por todas partes, os recuerdo la decoración de la tumba de la Abadía de Roscommon que salía en el documental de Focus, que enlacé hace unos días. Se trataba de una representación de “gallowglass” de época (s. XV) enmarcados en sendos arcos apuntados, en la tumba de Felim O’Conor. El motivo de estos guerreros acompañando a su señor más allá de la vida, parece que era algo normal en la escultura funeraria irlandesa.

Finalmente, en la imagen de la derecha, el kerne está idealizado al más alto grado.

No sé si es por tratarse de alguien “del otro bando” (?) o por que un caballero inglés (?) no anda por el mundo con los malos pelos de los verdaderos y bárbaros kernes.

¿No son monas las puñetitas y la valona de encaje que me lleva el señorito?

 

*******(ESTO ES UNA ACTUALIZACIÓN DE UN POST DE FEBRERO 2010, el formato de la entrada puede alterarse debido a los cambios en el html de WordPress)****

Una residencia señorial en la Escocia del siglo XV


Restos de la residencia de Finlaggan (Wikipedia)

Un proyecto que también me llega a través del boletín de Medievalists.net.

La Universidad de St. Andrews está reconstruyendo en virtual el aspecto exterior e interior del conjunto residencial de Los Señores de las Islas que dominaron las Hébridas y partes de Escocia y del Ulster hasta bien entrada la Edad Media. El breve video que se puede ver pinchando en el enlace, no tiene desperdicio. Los interiores, si se atiende a las capturas de pantalla que se muestran en el artículo, se han recreado muy bien.

Lords of the Isles – About 15th Century Finlaggan from Smart History on Vimeo.

En este otro video de la misma fábrica, se nos muestra el estado actual del sitio de Finlaggan, donde se encontraba la residencia señorial además de otros espacios subsidiarios que se han representado en la reconstrucción.

La estupenda recreación, con su música y todo, se mostrará en el Centro de Visitantes del lugar arqueológico.