“Por la gloria de Clonmacnois”


Buenos días, bienvenidos al bosque de las muchas hojas.

Ya habéis visto que en la pestaña Mi Novela hay una entrada nueva. ¡”Por la gloria de Clonmacnois” hace una segunda oferta con descuento directo!

No puedo decir mucho de la novela sin “hacer spoiler” como dicen ahora, así que… contaré algo histórico, para ir empezando.

La novela se basa en una realidad: la tradición acerca de la existencia de un libro titulado “El volumen del Lomo de Nieve” (Cín Drómma Snechta), cuyo título y posible autor recorría las “tertulias literarias” de los scriptoria irlandeses hasta el s XI. Se trataría de librito de pequeño tamaño -cosa de medio folio moderno- en el que habría estado… ¿qué? En la grandiosa recopilación del Lebar na hUidre (que se escribió en el s. XI-XII en Clonmacnois) aparecen varias historias que “habrían estado dentro” del Cin Dromma Snechta.

Pero hay que tener en cuenta que el LU se desencuadernó y se descuartilló desde el siglo XI-XII hasta el siglo XIX. Es decir, que le faltan bastante páginas y el orden medieval de las mismas está alterado… Thurneysen, a principios del siglo XX estableció una hipótesis sobre el misterioso “Volumen del Lomo de Nieve”, y hasta sale en la wikipedia… ¿Un libro perdido en el marasmo que vino a partir del s. XII? ¿O es que ese libro era como la supuesta novela escrita por Cide Hamete Benengeli que aparece en El Quijote, un tópico libresco medieval? Los irlandeses sabían de tópicos más que nadie, en ese momento…

El resto de “Por la gloria…” es imaginación: ¿de dónde salieron esas referencias al “Quinio del Lomo de Nieve” que se conservan en el Lebar na hUidre? ¿De una copia ya perdida o del original? ¿cómo era el original, dónde se encontraba? ¿querría su dueño prestárselo sin más al escritorio del gran monasterio, o tenía motivos para no hacerlo?

Genealogía y cargos monásticos de los Meic Cuinn en los Anales (según Kehnnel, 1997.)

Esto último recoge las preocupaciones del protagonista de “Por la gloria de Clonmacnois”, un personaje medio en la Historia, medio en la imaginación, como me gusta crearlos cuando escribo narrativa histórica. Máel Muire mac Célechar proporciona una buena base: un magister scriporium que está en la sombra de la Hª pero relativamente bien conocido su origen familiar.

¿Encontrarán el libro Máel Muire y sus compañeros?

Ahora podéis encargar la novela a 15 euros, pinchando en el botón de compra de Paypal que está en la columna de la izquierda.

El envío del libro llega directo desde la casa de quien esto suscribe (por lo cual es importante poner bien vuestra dirección postal) sin cargos por la compra y con un detallito personalizado que… ya me contaréis…

Cordial saludo a todos los que esto leyeren.

 

Escrito sobre escritores


Foto de Todoran Bogdan en Pexels

No había reparado en estas historias de escritores (y poetas) que vienen en Zenda.

Y esta en particular. Y esta porque crecí con los tebeos (o los comics).

Y esta otra por lo que me toca… los pies.

 

Un árbol-mujer… ¡y abadesa!


(Captcha de my FB wall)

Un amigo leonés me hace llegar este cuento breve de un escritor leonés, que hasta ahora no conocía. Espero que se vea bien el captcha.

No sé que les dan a los de allá, que salen tan buenos narradores (Llamazares, José Mª Merino, Fernández Santos -ya voy a releer El Griego, ya- Andrés Trapiello, Noemí Sabugal…).

No me entretengo en buscar más, porque seguro que la lista es largota, y no quiero echarle dos días a esta entrada. Porque aunque una sea de la ribera del Tajo también escribe.

El cuento es del escritor Francisco Flecha, al cual  iLeon hace aquí una bonita entrevista.

Será cosa del suelo, o del subsuelo, ¿quién sabe? Iré a preguntarle a la abadesárbol a ver si sabe.

(Gracias, Chus. La abadesa Ban Dida queda agradecida).

 

 

 

 

 

 

Líneas divergentes


Tengo unos amigos escritores que son un tesoro. Ya os he hablado de algunos, pero ahora tocan los menos conocidos.

Y el orden de los factores no quiere decir .

Empiezo haciendo brindis desde el centro del ruedo a Soledad García Garrido, que escribe cosas unas veces divertidas y otras tremendas, dentro de un lenguaje realista que no exime la parodia ni un pequeño sesgo mágico. Así ha caído un librito (muy chiquitito) publicado por Letras Cascabeleras que se titula “Lineas divergentes” y que nos lleva de viaje a los años setenta/ochenta, a un mundo de barrio pobre y personajes caricaturescos, que más que hacer sonreír hacen pensar en la desdibujada línea entre la supervivencia y la no-vida que fueron esos años para muchos de nosotros. Los protagonistas son los hermanos “Twins” y un desenlace inesperado de una historia de amor y ropa tendida… Que primero te agita por dentro y luego te abandona, tranquilo, pero con cierto olor a tabaco revenido y a fracaso que no se busca, pero en algún lado está escrito.

Una delicia amarga, pero delicia al fin.

 

Leyendo


Me he decidido a abrir una nueva categoría que aparecerá en el menú de cabecera: “Voy leyendo”.

En “Voy leyendo” aparecerán reseñas y recomendaciones de novelas, de ensayos y de otras cosas que he ido y voy a ir leyendo a lo largo de… de lo que me quede de vista y de blog. Porque me gusta leer tanto como me apasiona escribir. Ésto lo hago peor que aquéllo, pero una cosa complementa la otra y así, vamos tirando.

Algunas de las reseñas han aparecido en un grupo privado de Facebook llamado “Novela Histórica”. Pero como lo que leo yo es inter-géneros, aquí aparecerá de todo.

Soy de libros más que de autores, aunque a algunos autores los frecuento más a menudo por el hechizo que produce su escritura. Me pasa lo mismo con los géneros, aunque la novela histórica, sobre todo cuando se sale de lo normal, me gusta “por motivos personales”. Y cuando se comprueba que hay novelas que sin ser del género dan testimonio de un periodo histórico como no lo hace ninguna de las que cuadran al género, entonces más.

Eso le sucede a la magnífica “Historia de amor y oscuridad” de Amos Oz, que volveré a reseñar aquí, aunque ya lo hice en Agosto de hace tres años. Y a algunas otras obras, que no pretenden “enseñar historia” sino contar una historia bien contada, el desafío del filì por excelencia.

Os invito a pasaros de vez en cuando por aquí.

¡Ah! El plugin de WPress que debería insertar mis posts en Facebook está pocho, así que iré dando difusión a mano de las cosas que “voy leyendo”.

¡Contra los cachos de carne con ojos! (Es mi grito de guerra o “sluaghán”).