Dos hombres que un libro une: el que a Moisés transmite el Trismegisto, por cuya página abierta sabemos que sólo la escritura y la ley salvan. Y «la escritura» y «la Escritura», en ellos, se espejean y se funden en lo mismo. En lo mismo, religión y filosofía. Porque -tal es la lección del mosaico […]

Aprender


Pues resulta que estoy haciendo un curso online acerca del Libro de Kells que toca algunos aspectos de manuscritos, iluminaciones y condiciones físicas del trabajo de copista en la Irlanda medieval. Es un simple pasatiempo online, un poquito menos estresante que leer el Feisbús.

El curso en sí, me parece de nivel “académico” algo más bajo que el que hice en Coursera hace unos meses sobre la Grecia Antigua, que era muy exigente en las lecturas, con fuentes primarias en inglés y español; examen y análisis de material arqueológico y clases vis-a-vis del profesor y su pizarra electrónica en video, con muy buenas transcripciones en español. También lo eran los tests de final de cada apartado, que muchas veces tuve que revisr y volver al principio. Y eso que el curso era gratis.

Este también lo es, pero hay elementos didácticos un poquito tristones o cortos y las lecturas complementarias s que he visto de momento, son de pago (¡y qué precios!) o son enlaces a repositorios de papers de acceso limitado. De todos modos, los participantes son muy variados aunque mayormente anglosajones, y están dando unos enlaces que me sorprenden, porque desconocía sus existencias.

Así por ejemplo este en el que se visualiza la escritura de mujeres en códices (yo ya he metido a doña Ende y su torre de Tábara en los comentarios, no vayan a creen que en la España medieval todo era darse de tortas con el moro) y algun otro a papers o recensiones de primeros espadas de los “Estudios Hibérnicos”.

Ahí dejo el enlace para por si aca…

Book of Kells: History of world’s most famous medieval manuscript rewritten after dramatic new research | The Independent


S. Juan, en el Libro de Kells. (Board of Trinity Coll.)

La Paleografía y un buen ojo pueden dar sorpresas en todo manuscrito, más cuando es muy conocido.

En este caso el manuscrito es el Evangeliario de Kells (los Cuatro Canónicos). En el artículo de abajo -en inglés- se da cuenta de recientes investigaciones acerca de la actividad de sus varios escribas y el hecho de que no fue concebido como un solo libro. Tradicionalmente, los evangelios podían presentarse en libros separados, y así podían ser utilizados en distintos momentos del ciclo litúrgico.

Eso sí: me da en la nariz que no solamente para los irlandeses era más importante Juan que los otros evangelistas. Y desde luego, no era porque (supuestamente, según la tradición) viviera en Éfeso y ésta fuera una ciudad muy importante para los primeros Cristianos. Tenía algo que ver con los calendarios, pero no solamente los de Pascua… Y si no, se lo pregunten a Beato de Liébana.

Seguir leyendo (en inglés) y después os enlazo una cosita acerca de textos y de evangelios… Leer más »