Con coraje femenino


Foto de Anas Hinde en Pexels

El coraje es una cosa que tiene muchas formas.

El coraje se compra, pero no se vende; se adquiere y puede perderse incluso en la misma jugada. No se nace con él, porque entonces, no habría mierdecillas, ni maricomplejinas, ni seres parecidos: todos seríamos una especie de Reina Medb, siempre corajuda, siempre cabreada, que mea de pie y deja charcos como lagos en los que se ahogan veinte Armadas Invencibles.

Ya sabemos, por la Historia y por los papeles, que no es asín.

Por eso, porque me ha parecido un coraje bien adquirido y admirable, me ha gustado esta historia: Leer más »