Aullidos


De <a href=”//commons.wikimedia.org/wiki/User:Arturo_de_Frias_Marques” title=”User:Arturo de Frias Marques”>Arturo de Frias Marques</a> – <span class=”int-own-work” lang=”es”>Trabajo propio</span>, CC BY-SA 4.0, Enlace

Me contaron mis amigos que una vez que escucharon -desde la “comodidad” de sus tiendas de campaña, en la Sierra de la Culebra, los aullidos de uno o varios lobos… y se quedaron tan mudos y llenos de miedo atávico como se quedaría cualquiera de nuestros remotos antepasados medievales o cazadores-recolectores en el mismo momento.

Yo nunca los he visto. Tampoco he campeado tanto como lo que hacían mis amigos -apenas un poco por allí a la busca de la berrea del ciervo, y otro poco algo más allá, a la busca de restos prehistóricos humanos-, ni como lo que relata con brio y pasión este blog que recomiendo a todos los que aman la naturaleza más que yo, que no aguanto la subida de una puñetera cuesta con el asma, los kilillos y el pasito corto (descontamos la inseguridad en la medida de distancias cuando hay que abrir el compás).

Lo he dicho, no soy especialmente “ecologista”. Pero he sentido ese miedo atávico simplemente mirando la “raya” de un cometa en el cielo, en un olivar cerca del pueblo, aunque estaba muy bien acompañada.

Sentir ese miedo de cuando en cuando es necesario para el alma, ¿saben?

 

 

2 comentarios en “Aullidos

  1. Muy bonita la foto del lobo.
    Recuerdo cuando Rodriguez de la Fuente hizo su programa sobre “El hermano lobo”. Al día siguiente, en el pueblito de aquí al lado, cuando fui a por la leche y el pan, estaban todos comentando furiosos que los lobos eran malos, que se metían en un rebaño, y no se contentaban con matar una oveja para comérsela que mataban por placer, dejando ovejas muertas por todas partes.
    Ahora, en Asturias y en los Parques Nacionales han prohibido la caza controlada de lobos, para evitar el exceso de población . Están protegidos.
    En cambio, a los viejos frioleros , nos quieren racionar la calefacción. Que ya estamos amortizados y no compensamos.
    ¡ Porca miseria !

    Me gusta

    • Vivimos tiempos de locura y desesperación Dª Vie. La naturaleza, como he dicho en la entrada no es para mí la principal preocupación humana, sí lo son los otros humanos. Pero la naturaleza es cruel además de bella, y eso deberían saberlo los que tanto despotricaban de los “cromos de Disney” que ahora van de cromos ellos (y ellas) mismos.

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.