Arrechucho


Como hoy es uno de esos días que me da el arrechucho
-que me suele dar cuando he pasado varios días de ruido y dispersión- adopto el lema de D. Gregorio Luri:

los días como hoy, en los que voy arrastrando mi cuerpo, son también los que más decidido estoy a vivir sin  dar pena.

Vivir sin dar pena: he ahí una de las sabidurías más sabias y también arcanas, para qué negarlo.

Foto mía de esta primavera

Claro que la receta de D. Gregorio es contraria a mi práctica: yo la excentricidad la practico los demás días.
de forma que voy a hacerme la comida con la mente totalmente puesta en estemomentopresente, el olor del pisto y el chisporroteo de la sartén, que me parece que eso es parte del camino para llegar a vivir así.
Tan sabiamente.