Una entrevista…


Me ha gustado mucho esta entrevista al autor de Tierra de esperanza, un canto a la emigración irlandesa hacia EEUU. Primero porque me ha recordado cosas, como esas carreteras, ay… Segundo, por lo que es: inspirada en una música (eso taaan irlandés); en una cartas; en unos personajes reales o realistas… Aunque no he leído […]

Confinamientos y chichones


Parque “canadiense” el primer día.

Acababan de confinarnos “perimetralmente” en el pueblo cuando cayó la gran nevada. ¡Qué gracia, oyes!

Ha sido tremenda en gran parte de España, así que no voy a decir más, pero en Aranjuez es rarísimo que nieve más de un día. Recuerdo la nevada de un solo día de 2009 porque la pasé haciendo el tonto y alguna foto por el Jardín del Príncipe. No las tengo ya, eran todas en papel… miraré archivos, por si aca.

En ésta, salí a la calle lo imprescindible para ir a cuidar a un cercano mayor de edad. Era una delicia la nieve blanda… hasta que dejó de serlo, a la tarde siguiente.

Puebro

Anteayer pensé que había empezado a deshelarse y puse rumbo al supermercado de la esquina, para coger provisiones. Me llevé los bastones de nórdica con el regatón de vidia. Craso error: antes de llegar a la esquina ya había dado una “culá con cabezazo” en el hielo. Creo que uno de los bastones tuvo la culpa, pero bueh: el resultado es que aún me duelen las cervicales y tengo un chichón curioso en la coronilla.

Por todo lo demás, bien. Incluso trabajando más de lo que esperaba. Otro día contaré en qué, de momento… me voy a la cama, que ya funciona la calefacción.

Llevadas y traídas


Foto de Trina en Pexels.

Hace unos días escribía aquí, a pelo, sobre El Táin y no me di cuenta de que quizá hay gente que entra en este blogo y no sabe lo que es eso. La verdad es que llevo tanto tiempo liada con esa historia que no me percaté; así que pido perdón a los que sí se dieron cuenta.

Os explico. Ya sé que está en la wiki, pero lo que yo os cuente es mejor que una mala traducción (garantía notengoabuelas).

De la muy rica literatura medieval irlandesa en lengua nativa, el relato más largo y complejo, y uno de los más antiguos, es el «Táin Bó Cuailnge», “Saqueo/Robo del ganado de Cuailnge” en español. En realidad “Táin” significa «conducción» o «llevada», pero como el relato tiene una clara orientación épica y heroica, un título así es apropiado. Lady Augusta Gregory, en su romántica interpretación de este cuento, “Cuchuláin de Muirthemne” (1902) lo llama «La guerra por el toro de Cuailnge».

El Cuailnge (anglizado Cooley) es un antiguo territorio al Noreste de Irlanda, en lo que hoy es la Peninsula de Carlingford. En el mapa, está a mano derecha, en el circulo azul. En el Conaille Muirthemne. Una antigua zona glacial que dejó en la tierra marcas en forma de profundas rías y montañas planas.

Territorio Ulaid. Foto + stickers, Mujerárbol. Desde F.J. Byrne, Irish Kings and High Kings, Londres, 1973.

El cuento narra una incursión de gentes de toda Irlanda, liderados por la Reina de los Connachta, Medb, y su marido, el sinsorgo Ailill, contra los habitantes del Ulster (Ulaid). Estos, en aquel momento, se encuentran atacados por una enfermedad misteriosa, que deja a los hombres del país inútiles para todo. Contra los invasores, solo un muchacho imberbe defiende la frontera: Cú Chulainn, el héroe del relato, libre de tal enfermedad.

El objetivo de los irlandeses es llevarse ganado (o un toro en concreto, según las versiones) que está en dicha comarca al sur del territorio Ulaid. Pero hasta que lo consiguen hay una serie de altos e el camino, paradas para charlar y escaramuzas entre el defensor y los atacantes.

Al final, los Ulaid se recuperan de su enfermedad, se reunen y plantan cara a los invasores en una gran batalla… y no puedo contar nada más, so pena de hacer un “spoiler”.

Leer más »

Dale al play


Con su estilo gráfico simplificado y colorista, la gentecilla de Academia Play acierta de pleno al divulgar distintos aspectos de la Historia en pequeñas pildoras, con guiones elaborados por gente muy preparada. Por ejemplo: en este caso con guión de Federico Romero Díaz (escritor, divulgador y presidente de Divulgadores de la Historia, entre otras cosas) […]