Máel, Gilla y Céile


Durante la época que ocupa lo que ahora estoy escribiendo, abundan en los Anales y en otra documentación irlandesa, los nombres que empiezan con esas palabras: Máel, Céle y Gilla. Creo que merece la pena darle un repaso a lo que significan.

Gilla- (guila-) es un criado, un siervo; un rehén.  Recordemos que un “rehén” es también alguien que garantiza con su precio de honor (elevado) el cumplimiento de un contrato. Un gentilicio curioso: Los Airgialla, un territorio del Ulster.

sants

Céile (kele): siervo ligio que tiene solo un señor. No es que pudiera tener cuatro (jejeje, he dicho el número aposta), es que se dedica en exclusiva a uno. El sistema socioeconómico irlandés no se hace a base de territorio, señores y vasallos (por cierto: uasal… ). Es un sistema de clientelas, pero hay clientes exclusivos, que van al lado de los señores (no solo los reyes), en su grupo de favoritos, su comitiva o compañía.Como no vamos a hilar mucho el asunto, os recomiendo que busqueis la palabra “ligio” en un diccionario: vereis que… no es irlandesa, pero indica exclusividad.

En un sistema de clientelas, las dos partes en teoría son libres para cambiar de conexión. Eso le conviene a la parte baja. El origen de céile procede de esa relación. El actual apellido Kelly viene de ahí y también el sentido de “compañero” de alguien (por ej. banchele: “compañera, mujer de alguno”).

Máel (moel) tiene que ver con la servidumbre real, básica: alguien que lleva la cabeza pelada (maol) como símbolo de su estatus servil. No es un “criado”, sino un siervo puro y duro. en su origen, un esclavo. quizá, entendiendo bien este nombre, que expresa una “institución indoeuropea” un devoto.

Claro está, los tres apelativos encuentran su máxima expresión en medios cristianos: es decir, aparecen ligados a monasterios, en la nómina de sus habitantes (sea cual sea su estatus, monje, dependiente, abad…) y en los nombres plenamente cristianos de jefes y señores.

Máel Muire, Máel Sechnaill: siervo de María, siervo de Secundinus (un compañero de Patricio). Gilla-na-Naomh (Siervo de Los Santos, ¡ahi es ná!), Gillabrighde (siervo de Brigit) pero también MáelBrigde. Célechar (“cliente/amigo amado”) un nombre plenamente eclesiástico, pues aparece en un obispo de Clonmacnois y en un sobrino-nieto de éste. Y finalmente, los Céle Dé: un colectivo de rara clasificación que aparece muy conectado a Clonmacnois y a la familia de los Meic Cuinn na mBocht, a la que pertenece Máel Muire mac Célechar, el escriba del Libro de la Vaca Parda. En esta familia, todos eclesiásticos, abundan los Máel: Maélisa (siervo de Jesús), Mael Finnén; Máel Ciarán, incluso Máelán…

Algunos ejemplos de estos nombres en su salsa analística:

  • Gilla-na-naemh Ua hEidhin, rey de los Uí Fiachrach, murió (1100; Anales del Ulster).
  • Gilla Oissen Mac Coirten, señor de Delbna Mór, fue muerto por los Ui Laeghaire (…) (1096; Cuatro Maestros).
  • Cellach, hijo de Aed hijo de Mael Ísa fue designado en su sede para la sucesión de Patricio (…) (1105; Anales del Ulster).
  •  Máel Ciaráin mac Cuinn na mBocht, abad de Clonmacnois, murió (1079; Cuatro Maestros).
  • Muircheartach Mac Gillamocholmog, rey de Leinster (…) (1103; Cuatro Maestros).

Este nombre tiene “mucha tela” porque significa “Siervo de Mo-Cholmóc”, es decir, de San Colmán. Y es que de la partícula Mo- unida a un nombre en diminutivo ya hablaremos otro día.