Escribo…


pexels-pixabay-51343

Escribo porque me gusta contar historias. Forma parte de la creatividad y curiosidad que padezco.

Si solamente fuera “escritura terapéutica”, escribiría para remediar algo interior… pero, no. Para eso uso tiritas. Aunque desde pequeña me ha gustado escuchar, leer (aprendí a leer antes de ir a la escuela) e inventarme historias para no sentirme sola (sí, también tenía amigos invisibles que vivían en un armario azul), escribirlas es un paso más adelante.

Para escribir cada vez mejor y con mayor satisfacción personal, aprendo. No sé si llego a conseguir lo mejor, pero algunas de mis cosas me gustan. También leo bastante.

Meditación horizontal. Foto Mujerárbol.

Además, escribir (o dibujar) me permite reflejar una forma propia de ver el mundo: yo lo veo a veces absurdo y divertido; otras, bello y terrible.

A mi edad y circunstancias no busco la profesionalidad, que me parece al alcance de gente mucho más empeñosa que yo, que soy vagonZia por naturaleza.

Participar en concursos es cosa de suerte. Tengo material guardado y de vez en cuando, envío y seguiré haciéndolo, que ya me he animado. Pero concursar no es el centro de mi “vida literaria”, aunque a nadie disguste el ver un renconocimiento a su trabajo, y aquí no se descarta nada…

Escribo por el placer de sentir que hago bien alguna cosa. Alguna.

Y porque creo que el mundo es una historia, y, si deja de contarse, el mundo desaparece… ¡pof!

(Y perdonad el tocho personal).

 

 

Moñadas del “finde”


Los fines de semana me levanto tarde, si hace bueno (y no es demasiado tarde) y me voy a caminar.

Así que hoy he bajado a ver si era cierto que habían abierto el “jardín grande” (el del Príncipe) aunque solo fuera parcialmente.

Lo han abierto y como hace bueno, ya hay mucha gente dentro a las 10:30. Al salir una hora después, ya había cola para entrar. Me ha producido tristeza ver los estragos producidos por Filomena. Árboles “abiertos” con ramas vencidas a un lado y al otro, arbustos fritos por la helada y muchas ramas que ha habido que cortar. También parece que han decidido quitar algunos ejemplares que mostraban importante daño en el interior.

Espero que pronto esté abierto por completo. Porque este paisaje de mi vida me da precisamente eso: la vida. No es lo mismo que verlo desde fuera, a otro lado de los barrotes… una vez dentro, ya no hay barrotes y lo mejor es mirar hacia arriba y ver picoverdes, mosquiteros, carboneros y herrerillos y árboles que hacen cosquillas al cielo.

Otra cosa que me gusta es ver el colorido y la juventud de los que practican el piragüismo. Un dia haré un reportaje de colores sobre los que se juntan allí.

Novela y ficción visual histórica


.

Image: https://as01.epimg.net/epik/imagenes/2019/06/16/portada.jpg 
No sé ni de qué serie es.

Hoy traigo al blogo dos cositas acerca de la popularización de “lo medieval” en la literatura y en los medios audiovisuales.

Ambas cosas son en lengua inglesa y tratan del punto de vista anglosajón; aunque, en cuestión de la novela, seguro que algunas las hemos leído en versión española, puesto que son clásicos: Robin Hood, Ivanhoe, etc.

Lo otro también es posible que algunos lo hayáis visto, porque las series alimentan nuestras soledades pandémicas. No las mías, dicho sea de paso: apenas veo la TV, muy apenas. Pero creo que es buena cosa ver a) historia de la novela histórica (o algo así) y b) las dificultades de adaptar una buena novela (o varias) de un gran autor a la TV.

Este segundo artículo me ha gustado precisamente por eso, porque se detectan las dificultades, que no siempre tienen que ver con aquello en lo que los historiadores solemos fijarnos. En el fondo, los historiadores somos unos pessaos de mucho cuidao, y a lo mejor… no conviene serlo tanto. Nu tengo una idea clara. En general, si una peli está “bien hecha” los detalles importan menos y la acción de la ficción te envuelve y no te das cuenta. A menos que el romano vaya en patinete… Muchos se fijan en los avatares del protagonista o los secundarios; yo me fijo más en el desarrollo de la historia.

Sí que tengo una idea clara: en el lado “novela” se les ha olvidado una, que para mí es clave. El Cuchulain de Muirthemne de Lady Augusta Gregoria. Un culebrón… peligroso.

 

Cuando no volverán


Aquí va enlace a una estupenda web y a una buena entrada acerca de la pérdida de parte de nuestro Patrimonio medieval a consecuencia de… la política de Estado (the infamous Desamortización) y económica, de “herederos”… Y luego, falta de planes acerca de su remedio. Sí, bueno, admito que lo que cuenta ya no tiene […]

Pandemia y derechos civiles


(…) en un clima en el que parece que entre los políticos crece la urgencia por declarar la escasez como una virtud, algunos ciudadanos parecen dejarse embaucar por la promesa de una vuelta a una orden precapitalista: un orden en el que las autoridades prometen seguridad y estabilidad existenciales. Aunque pareciera que el artículo va […]